EE. UU. se convierte en el país con más muertos en un día por covid-19

La cifra en Estados Unidos
es de 1.169 muertos. Con estos números superó a Italia.

Una previsión médica presentada al Congreso este mes indicó que entre 70 y 150 millones de personas podrían contraer el coronavirus en Estados Unidos.
Foto:

EFE
El
mundo marcó un hito al superar el jueves el millón de contagios por
coronavirus, una cifra que atestigua la velocidad de propagación de la pandemia
que siembra muerte, desgracia y arrasa economías, como lo ilustra otro
dramático número: en una semana, 6,6 millones de estadounidenses perdieron sus
empleos.



La mitad de la humanidad está confinada, sujeta a medidas de
contención a veces extremadamente estrictas. El número de casos confirmados de
coronavirus continúa aumentando.



Superó el millón el jueves, mientras que el de muertes supera ampliamente los
52.000, según un recuento de AFP en base a datos oficiales. Europa es el
continente más afectado, pero
 Estados Unidos está en camino
de convertirse en el nuevo epicentro con una cuarta parte de los casos registrados.



Es
muy probable que estas cifras estén muy por debajo de la realidad, debido a la
falta de suficiente capacidad para detectar contagios.



Estados Unidos registró este miércoles un récord de 1.169 muertos
en 24 horas, desplazando a Italia,
 que ostentaba ese triste título con 969 fallecidos en un
día el 27 de abril.



Así, el número de muertos desde el inicio de la pandemia en Estados Unidos
supera los 5.900.



Presentado por algunos como un «gran resfriado» hace unas semanas, la
covid-19 ha demostrado ser en muchos casos una enfermedad temible.



En España, Javier Lara, de 29 años, vivió para contarlo a la AFP.
«Imagínate una persona de 29 años, deportista, sin fumar, que
prácticamente no va al médico, y te ves en la UCI (Unidad de Cuidados Intensivos)
con oxígeno, no puede entrar ningún familiar a verte», narró.



Las consecuencias sociales lucen desastrosas. Estados Unidos, que teme caer en
una depresión económica como la que sufrió hace casi 100 años,
 anunció que
los pedidos de subsidios de desempleo aumentaron en nada menos que 6,6 millones
la semana pasada, cifra que se añade a las 3,3 millones de solicitudes de la
semana anterior.



Según las proyecciones de la Casa Blanca, se espera que la
covid-19 mate entre 100.000 a 240.000 personas en el país.
 El
presidente Donald Trump dijo que se había sometido a una nueva prueba -la
segunda que se realiza- el jueves, que dio negativa.

La ciudad de Nueva York
concentra las preocupaciones, con más de 1.500 muertos hasta la fecha
.




C
omo antes en Italia, España o Francia, el personal médico demanda equipo de
protección. «Los soldados no van a la guerra desarmados, ¿por qué los
médicos trabajarían sin equipo de protección?», dice una de las cerca de
30 enfermeras que organizaron el jueves una manifestación frente a un hospital
de Nueva York para denunciar la falta de máscaras y batas.



El alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, pidió a sus ciudadanos que salieran a
la calle con la cara cubierta, anticipando una posible recomendación nacional
de las autoridades de salud.



«Podría ser una bufanda, algo que hiciste en casa, un
pañuelo»
, dijo en una conferencia de prensa, pero «no tiene que ser
una máscara profesional», pues esas se reservan para los trabajadores de
la salud.




En Italia, el país más afectado por la pandemia hasta la fecha, el crematorio
más grande de Milán cerró el jueves, abrumado por la afluencia de cuerpos. En
Bérgamo, la ciudad más afectada del país, los cadáveres fueron transportados
por camiones militares a otras regiones para su cremación. En Francia, el
número de muertos aumentó a 5.300 muertos, incluidas casi 900 personas que
murieron en hogares de ancianos.




La magnitud de la tragedia en estos países, que excedió el número
oficial de muertos reportados por China (3.318),
 donde se
detectó el virus por primera, levanta sospechas sobre la autenticidad de las
cifras chinas.



Según
las proyecciones de la Casa Blanca, se espera que la covid-19 mate entre
100.000 a 240.000 personas en el país



En España, que ya batió la
cifra de 10.000 muertos, el desempleo subió en 300.000 personas en marzo, una
cifra histórica.



El gobierno italiano, bajo presión para levantar las medidas de contención y
revivir una economía inactiva, se enfrenta a la opción «horrible» de
«poner la economía en espera o poner en peligro la vida de muchas
personas», según el estadounidense Paul Romer, Premio Nobel de Economía
2018.



La Comisión Europea propuso crear un instrumento para garantizar hasta 100.000
millones de euros en planes nacionales de apoyo al empleo.



Y el Banco Mundial dijo estar listo para poner sobre la mesa hasta 160.000
millones en los próximos 15 meses para ayudar a los países a responder a las
consecuencias sanitarias inmediatas de la pandemia y apoyar la recuperación
económica.



En Rusia, el presidente Vladimir Putin decretó que abril será un mes de
asueto para frenar el avance de la pandemia
, aunque se mantendrán
los salarios. En ausencia de una vacuna o tratamiento, el aislamiento sigue
siendo el medio de control más efectivo. Eso es un auténtico desafío para
países pobres como Ruanda: Ahora en la pobreza total, Regine Murengerantwari,
una viuda, solo puede ofrecer un plato de gachas al día a sus cuatro hijos, que
generalmente se alimentan en la escuela en Kigali.

Dirigentes regionales franceses acusaron a competidores
estadounidenses de haber comprado, en metálico, mascarillas que estaban a punto
de ser embarcadas en un aeropuerto chino rumbo a su país.



Washington desmintió como «completamente falsas» las
acusaciones. 
Y después de varios días de bloqueo, Florida finalmente autorizó
un crucero para atracar al norte de Miami para desembarcar a sus pasajeros,
algunos de los cuales están infectados con el coronavirus.



El Zaandam ha estado vagando en el mar durante días. América Latina y el Caribe
registraban este miércoles más de 22.000 casos confirmados de covid-19, según
el balance de la AFP elaborado con datos oficiales y de la Organización Mundial
de la Salud (OMS).



En el cementerio de Sao Paulo, los entierros ya son «exprés», y los
velorios sin abrazos.
«Aquí enterramos unas 45 personas por día, pero en la
última semana son de 12 a 15 más. Es mucho peor de lo que vemos en las
noticias, esto es grave», dijo a la AFP un sepulturero del cementerio,
bajo anonimato.



En tanto, el gobierno de Ecuador dijo que retiró 150 cuerpos que yacían en
viviendas de Guayaquil, tras el caos desatado en esa ciudad por la pandemia,
que ralentizó el traslado de las personas fallecidas por múltiples causas.